Relaciones paterno-filiarles tras el divorcio

Normalmente, tras el divorcio, la titularidad respecto a los hijos se mantiene para ambos padres, salvo que alguno de ellos incurra en una causa grave de privación de la patria potestad, decretada por el juez.
El ejercicio de la patria potestad puede ser decidido por los propios padres.

Los procedimientos de separación o divorcio pueden dar lugar a la declaración de la inconveniencia de que a uno o a ambos cónyuges les siga confiada la guarda de sus hijos menores o incapacitados con patria potestad prorrogada, porque ello pudiera provocar perjuicio para los propios hijos.
Se concede al juez con bastante amplitud la facultad de decidir cuándo es necesario.

La privación de la patria potestad podrá ser total o parcial, en beneficio e interés del hijo, pudiendo recuperarse cuando cese la causa que motivó dicha privación.
En el caso de la custodia compartida, lo más idóneo sería que se turnen ambos padres en cuanto a la vivienda, sin que el menor cambie de ambiente.

Si quiere defender su derecho a tener la custodia de sus hijos, o le preocupa que sea su ex-cónyuge quien se haga cargo, no dude en ponerse en manos de un buen abogado. Desde nuestro despacho de Almería, podemos ofrecerle todo el asesoramiento que necesita para enfrentar su divorcio con totales garantías de éxito.

Busco abogado - Abogados españa Safe Creative #1510010199285

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información